Fuente: EL UNIVERSAL DE VENEZUELA

Han pasado más de 25 años y al preguntarle a un adolescente de 14 años, una joven de 23 o un adulto de 50, todos saben y tararean alguna canción de Caramelos de Cianuro. La banda de rock venezolana, sin duda, ha podido durante todos estos años crear temas que llegan y se van traspasando de generación en generación.

Para el 2019, Caramelos de Cianuro presentará el álbum Retrovisor, el que incluirá varios de sus más grandes éxitos en formato acústico. Actualmente, se encuentran transformando el formato de la gira, la cual esperan que comience posiblemente el 15 de marzo en el Coliseo de Puerto Rico, su primer show grande del año.

Para el mismo mes la banda conformada por Asier Cazalis (vocalista), Pável Tello (bajo), Dario Adames (batería) y Miguel “El enano” González (guitarra), se subirán a los escenarios del festival de rock más importante de Latinoamérica, el Lollapalooza en Chile, convirtiéndose en los primeros venezolanos en este evento.

También realizarán un concierto a favor de la Fundación Venezolana contra la Parálisis Infantil, en la Concha Acústica de Bello Monte. Paraguay también recibirá al grupo, en el Festival Asuncionico.

Destaca la ausencia recurrente del guitarrista y fundador -junto con Cazalis- de la banda, la cual ha generado varios rumores que aseguran la separación de “El enano” de Caramelos de Cianuro luego de más de 25 años.

-¿Cómo se mantiene vigente una banda luego de tantos años?
Asier Cazalis (AC): -Considero que con las canciones. Y lo que nos hace mantenernos es el reinventarnos, nuestro secreto es seguir en constante cambio, buscando nuevas maneras de hacer música, siempre tratando de mejorar.

-¿Cómo se reinventa Caramelos de cianuro?
Pável Tello(PT): -La banda tiene muchos años, entonces es como el proceso natural. Es como la vida misma, a uno le comienzan a interesar otras cosas, de chamo te inspiran ciertas música que cambia ahora. Además de que durante estos años hemos estudiado mucho.

A parte del álbum acústico Retrovisor, la banda está por grabar nuevo material para un álbum inédito que también pretenden lanzar para 2019.

-¿Cómo surge este álbum acústico?
AC: -Fue algo muy accidental, cuando nos fuimos a Miami, empezamos hacer fiestas o eventos en locales pequeños, y nuestros montajes eran muy grandes y muy costosos. Nos dimos cuenta que debíamos hacer algo distinto, entonces comenzamos a usar dos guitarras y una batería sencilla, y hasta mucha gente nos empezó a decir que les gustaba más en acústico.
PT: -Luego hubo un proceso arduo en la selección de las canciones, porque habían muchas que sonaban igual que las originales y otras que no se podían hacer.

Retrovisor fue grabado entre Miami y Caracas. En enero se comenzará a rodar en Venezuela dos videoclips -El último polvo y Retrovisor- que servirán como promocional del disco. Estos videos serán dirigidos por Carlos Luis Rodríguez de Closed Eye Visuals, y codirigido por Cazalis.

“Entre todas la canciones que pasamos a formato acústico, El último polvo y Retrovisor son las más diferentes de las originales y muy distintas entre sí”, comenta Cazalis.

-¿Retrovisor tiene algo de diferente a otras versiones en acústico?
AC: -Es diferente a los que normalmente la gente entiende como un disco acústico. La gente lo ve como un performance en vivo. Nosotros quisimos hacer un disco de estudio. Además es algo muy interesante porque quisimos hacer un acústico con un poco más de rock and roll, con cuerdas, coristas y algo mucho más suave.

Sobre su mudanza a La ciudad del sol, Cazalis comenta, “Irnos para Miami tuvo que ver con que cada vez salir de Venezuela era más complicado y más caro. La nostalgia siempre se hace presente, aunque vamos y venimos y no hemos tenido que cortar completamente la conexión”.

“Miami para mí como compositor ha sido enriquecedor. Vemos cómo hay otros métodos que no son los de nosotros y el aprendizaje nunca se detiene, los viejitos tenemos que aprender de los chamos”, comentó el vocalista.